Inicio

Revoloteo.es  Nº2

Revista para leer después de una Pandemia. Naturaleza, ciencia, viajes, cómic y más.

cover

Uno de los mayores vestigios de la gran gesta de Robert Falcon Scott y su cruel segundo puesto en la carrera por la exploración polar se encuentra en la base antártica de Nueva Zelanda. Se trata de la mítica “Cabaña de Scott”. En el interior de esta cabaña se conservan alimentos y pertrechos de la expedición inglesa conservados en el tiempo a base de puro frío polar.

De esa cabaña partió el Capitán Scott, junto a su expedición, hacia la conquista del Polo Sur. Por otro lado, en abierta competencia, salía hacia la conquista del mismo objetivo la expedición noruega comandada por Roald Amundsen. Las dos expediciones consiguieron llegar al Polo Sur geográfico pero Scott lo hizo el 17 de enero de 1912, un mes más tarde que Amundsen.

La expedición inglesa perdió la carrera contra los noruegos y también la vida en el camino de vuelta hacia la cabaña de donde habían partido, en el Cabo Evans.

La suerte se había puesto del lado de Amundsen el 16 de diciembre de 1911. Había conseguido que su expedición fuera la primera en cruzar el Paso del Noroeste y la primera en clavar una bandera en los 90º de latitud sur. (En la actualidad la principal base científica de la Antártida, situada en el Polo Sur, recibe el nombre Amundsen Scott).

La historia de la conquista del Polo Sur es bien conocida por la mayoría, sobre todo, por las terribles circunstancias en las que perecieron los miembros de la expedición inglesa pero ¿qué sabemos de la conquista del Polo opuesto? ¿Quién fue el primero en pisar las tierras heladas del Polo Norte?

Robert Edwin Peary, explorador estadounidense, afirmó ser la primera persona en llegar al Polo Norte. Según el relato de Peary, él y su expedición de 23 hombres, salieron hacia el Polo Norte el 6 de julio de 1908 desde la ciudad de Nueva York, pasaron el invierno en la isla de Ellesmere y el 1 de marzo partieron hacia el Polo Norte.

La creación
Relato de Gustavo Adolfo Bécquer. Se publicó por primera en 1861.

Arthur Conan Doyle
Con el tiempo, Sherlock Holmes, haría de Arthur Conan Doyle un hombre inmortal.

El arte de la guerra
Un relato gráfico de cosecha propia sobre la estupidez de los conflictos armados.

Cien cadáveres
Opinión a golpe de ilustración. Dos viñetas pertenecientes a la serie; La mancha.

Pasando fatigas
La novela de Mark Twain que inspiró al dibujante de El Coyote (El Correcaminos).

El árbol que da sombra
Un artículo sobre la obra maestra del dibujante japonés Osamu Tezuka.

La creación
Relato de Gustavo Adolfo Bécquer; Se publicó por primera en 1861.

 

Arthur Conan Doyle
Con el tiempo, Sherlock Holmes, haría de Arthur Conan Doyle un hombre inmortal.

 

El arte de la guerra
Un relato gráfico de cosecha propia sobre la estupidez de los conflictos armados.

cover

Arthur Conan Doyle nació en Edimburgo el 22 de mayo de 1859 en el seno de una familia católica de origen normando muy conocida en el mundo del arte (su abuelo había sido el primero de una saga de grandes ilustradores y dibujantes). El padre de Arthur, Charles Altamont, estudió arquitectura pero terminó trabajando como asistente de topógrafo en la Oficina de Obras Públicas de Edimburgo mientras, sus hermanos, los tíos de Conan Doyle, eran reconocidos como grandes artistas.

En 1855, Charles Altamont, se casó con Mary Foley, la futura madre de Arthur Conan Doyle. Mary Foley era una lectora empedernida y una gran contadora de historias y fue, con toda probabilidad, la que inculcó al joven Doyle su amor por la literatura.

La madre de Conan Doyle, a pesar de ser una mujer de gran creatividad, no pudo dedicarse a otra cosa que no fuera conseguir dinero para ayudar a la deteriorada economía familiar ya que su su marido, Charles Altamont, debido a su fracaso profesional, enfermó de depresión y alcoholismo.

Los problemas económicos de la familia llegaron a tal punto que, tanto Doyle como sus hermanos, se vieron obligados a vivir en instituciones públicas durante una temporada.

El joven Doyle necesitó el dinero de sus tíos para ingresar en la Escuela Stonyhurst Saint Mary's Hall, en Lancashire, que era la antesala del prestigioso colegio Stonyhurst en el que ingresaría dos años más tarde. Arthur Conan Doyle comenzó a estudiar la carrera de medicina en Edimburgo en el año 1876.

Los años de universidad fueron decisivos en la vida de Doyle; consiguió destacar en algunos deportes como el boxeo o el rugby y conoció, esto fue crucial, al médico forense Joseph Bell, que daba clase en la universidad.

Cien cadáveres
Opinión a golpe de ilustración. Dos viñetas pertenecientes a la serie; La mancha.

 

Pasando fatigas
La novela de Mark Twain que inspiró al dibujante de El Coyote (El Correcaminos).

 

El árbol que da sombra
Un artículo sobre la obra maestra del dibujante japonés Osamu Tezuka.