Ilustración: Revoloteo.es

Pocas editoriales, como Interfolio, nos transmiten la sensación de viajar, de aventura, del espíritu de los viejos tiempos, cuando viajeros y exploradores recorrían el mundo en busca de fama y fortuna. Interfolio es una de nuestras editoriales favoritas por muchas razones, pero, sobre todo, porque todos los títulos de su fondo son maravillosos. Para nosotros es casi imposible elegir tres títulos de esta editorial. Pero tenemos que elegir tres para que este artículo no se haga eterno. Y ahí van:

1
Hacia el Polo

Fridtjof Nansen

«Este libro narra, con toda probabilidad, la más extraordinaria expedición polar en la historia de la Humanidad. Cada una de las pioneras observaciones científicas de Nansen son aceptadas y utilizadas hoy en día.
El plan de Nansen consistía en meterse deliberadamente en la peor pesadilla de los exploradores polares, esto es: dejarse atrapar en el hielo e ivernar a la deriva.
Con ello quería demostrar la existencia de las corrientes árticas e intentar llegar al polo Norte arrastrado por ellas durante tres años.»


2
El Hombre de Troya

Heinrich Schliemann

«Tras una infancia y una adolescencia difícil, tras sobrevivir a un naufragio frente a las costas de Holanda rumbo a América, tras montar un imperio empresarial, tras arruinarse y recuperarse y tras un largo etc. de vicisitudes… ¿Quién podría decir que este hombre de aspecto entre severo y puritano encontraría tiempo para aprender 12 idiomas de manera autodidacta? ¿Quién podría decir que su carácter positivo no encontraba diferencia entre la ruina y el éxito? ¿Quién podría decir que, por creer una leyenda, pasaría él mismo a formar parte de la Historia

«Ciertamente, la vida de Schliemann podría novelarse o filmarse, y así llegar a todo el mundo, y no solo, tal vez, a los amantes de la arqueología, porque esta es, realmente, una buena historia.«


3
A lo largo del camino

Aldous Huxley

«Aldous Huxley fue un viajero empedernido.  Nació y creció en una reconocida familia inglesa de intelectuales de la ciencia, la medicina, el arte, la literatura, e incluso de la política.

Con 16 años sufre una queratitis punctata que lo deja casi ciego, aunque consigue recuperar algo de vista en un ojo. Su, prácticamente, ceguera no le impidió en absoluto disfrutar del hecho de viajar.

Su compañera de viajes, Marie Nys, la conductora del Citröen, de la que no llega a hablar en su relato, es su esposa, una belga refugiada en Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial con la que contrajo matrimonio en 1919. Marie murió de cáncer de hígado en 1955 contribuyendo no poco a la trágica biografía de Huxley, rodeada de desgracias personales, pese a haber tenido una vida regalada en lo económico.«


 

Pues ya tenéis tres libros magníficos para leer durante una temporada. ¿Queréis ver más? Pues no dudéis un instante en pulsar en este enlace e iros a visitar la web de Interfolio, allí encontraréis muchos más libros, todos ellos, maravillosos.