El 17 de diciembre de 1944 un barco bautizado como Dómine atracó en el puerto de Santa Isabel, en la lejana isla de Fernando Poo. En la actualidad Santa Isabel responde al nombre de Malabo y Fernando Poo al de isla de Bioko, en la república de Guinea Ecuatorial, antigua colonia española en África.

Entre los pasajeros del Dómine viajaban cuatro hombres con intención de comenzar una expedición que duraría dos años. El objetivo de la expedición era realizar un gran documental sobre aquellas misteriosas tierras africanas.

Al director del equipo, Manuel Hernández San Juan le acompañaban el cámara Segismundo Pérez de Pedro, el montador Luis Torreblanca y el guionista Santos Núñez.

La colonia africana era un auténtico misterio para la España de la época, sumida en la posguerra.

Estos aventureros documentaron, entre otros lugares, algunos de los pueblos pesqueros de la isla de Annobón, donde los nativos eran famosos por su habilidad para cazar ballenas. También viajaron hasta las fronteras de Camerún y Gabón (entonces colonias francesas) para conocer a los fang, una etnia de origen bantú originaria del interior de Guinea Ecuatorial, que llamaba la atención por sus vistosas ropas y exóticas costumbres. 

Realizaron un gran documento y vivieron, sin duda, una gran aventura, pero tanto las fotografías, como las películas quedaron olvidadas durante años. Algunas fotos llegaron a publicarse en un número especial de la revista geográfica española, en algún libro sobre fauna o en pequeñas exposiciones, pero casi todos los documentos permanecieron olvidados durante años. La única presentación pública de este impresionante trabajo tuvo lugar en Mayo de 1946, en el palacio de la Música de Madrid.

¿Quieres saber más?

Si estás interesado en esta maravillosa expedición no puedes perderte Mbini, cazadores de imágenes en la Guinea Ecuatorial. Un libro y un DVD fruto de diez años de trabajo de We Are Here! Films (WAHF), un equipo de profesionales de Barcelona procedentes de diversos campos de la cultura audiovisual contemporánea. Durante esta década han recuperado la expedición a la Guinea española que realizó el madrileño Manuel Hernández Sanjuán y su equipo de Hermic Films entre 1944 y 1946.

Aquel viaje cinematográfico pionero constituyó el esfuerzo más importante y significativo realizado en España para documentar audiovisualmente el universo colonial español en el África Negra. Realizado por encargo del régimen franquista a imitación de las grandes potencias coloniales europeas, y más allá de su intención propagandista, las imágenes de aquella expedición son de una gran calidad artística y muestran, además, un insólito y poco habitual interés etnográfico por el mundo africano retratado.