Foto: Arch enemy. archenemy.net

Nos dicen, sobre todo los amigos a los que no les gusta el heavy metal, vete a saber tú por qué 🙂 , que los vocalistas de death metal tienen voz de haber desayunado cazalla toda su vida. (Puede ser 🙂 , aún así, preferimos escuchar todo el día las guitarras atronadoras de Arch enemy y la salvaje voz de Alissa White-Gluz, que escuchar ese repelente reggaeton tres malditos segundos. Eso es así). Y eso es lo que hicimos la semana pasada, escuchar Will To Power (2017) de Arch enemy.

Arch enemy es de sobra conocido para los amantes del la música metal, sus fans se cuentan por millones y, aunque también están los que no quieren saber nada de esta banda, se ha ganado el respeto y una merecida fama dentro del panorama musical debido, sobre todo, a la gran calidad de sus canciones.

Arch enemy es mucho más que guitarras estruendosas y la voz gutural femenina de Alissa White-Gluz (anteriormente la voz la puso Angela Gossow). Temas como War eternal, Ravenus o Nemesis la han catapultado a lo más alto de heavy metal (Death metal melódico) internacional.

En 2014 Angela Gossow abandonaba la banda para dejar paso a Alissa White-Gluz. Han pasado más de tres años desde el disco “War Eternal” (2014) hasta la publicación de este nuevo disco, por eso, Will To Power (2017) tiene más importancia de lo que puede parecer no sólo para seguir confirmando a Arch Enemy como una de las grandes bandas del heavy metal internacional, también porque es el disco que debería consolidar a Alissa White-Gluz como vocalista de la banda sueca. Nosotros pensamos que si, que un año después del Will to powerAlissa White-Gluz es sin duda la voz de Arch enemy. Y esperamos que por mucho tiempo.

Comprar disco en AMAZON