Foto: Егор Камелев on Unsplash

Aunque a muchas personas les puedan parecer repulsivas, las arañas, son animales fascinantes por multitud de razones; empezando por su maravillosa habilidad para tejer las telas. (De araña 🙂 )

Para empezar a conocer a las arañas hay que desempolvar los libros de primaria (de EGB en nuestro caso) y recordar que las arañas pertenecen al orden de los araneidos, que son un grupo de artrópodos dentro de la clase de los arácnidos, que incluye a muchos animales, entre otros, a los escorpiones. ¿Está claro? Bien. Pues existen, agárrate, unas 20.000 especies de arañas cuyo tamaño puede ir desde unas arañitas diminutas que miden 1 milímetro a otras que llegan a los 20 centímetros.

¿Sabías que la mayoría de las arañas son nocturnas? Pues sí. Además su vida familiar es un tanto, podríamos decir, excéntrica. Las hembras suelen ser de mayor tamaño que los machos y en muchos casos la ceremonia nupcial suele terminar con el compañero devorado. Cosas de arañas. Después la hembra desova y de los huevos salen multitud de pequeñas arañitas.

Las arañas se alimentan de insectos y las que puedes ver con mayor facilidad son las arañas de jardín y la araña doméstica. Esta última te la habrás encontrado multitud de veces. (No debes hacerle daño. Recógela con un cartón y listo). Las dos son tejedoras, es decir, tejen una tela para capturar su alimento. Si te fijas, la araña que alguna vez puedes encontrarte en casa, teje su tela de forma horizontal. En cambio, la araña de jardín (Araneus diadematus) que se reconoce fácilmente por la cruz en su abdomen, teje su tela de forma vertical o circular. La araña de jardín se coloca en el centro de la tela o en los alrededores a la espera de que caiga alguna presa.

La preciosa araña de jardín o araña de la cruz.( Araneus diadematus) se puede ver en muchos jardines y huertos que, eso sí, no utilicen pesticidas ni herbicidas. Foto: Revoloteo.es
La araña de jardín ( Araneus diadematus) es una gran tejedora. Foto: Revoloteo.es

Ojo, que no todas las arañas utilizan la tela de araña para conseguir su desayuno. Las arañas saltadoras, como no podía ser de otra manera, saltan sobre su presa, las cazadoras corren tras su comida como puede hacerlo cualquier depredador del Serengueti y, con esto vais a alucinar, las arañas acuáticas tienen su zona de caza en el agua, donde también construyen su nido. Así, como lo leéis. Para poder vivir bajo el agua estas arañas fabrican con su tela una cámara de aire en forma de campana que sujetan a una planta acuática. Para llenar la cámara con aire recogen burbujas de aire de la superficie y las arrastran hasta el interior. Alucinante.

Pero, particularmente, hay una araña que seduce la imaginación de la mayoría de las personas: la tarántula. De esta araña se pensaba que trasmitía con su picadura el tarantismo, una especie de movimiento compulsivo conocido en algunos lugares como el baile de San Vito.

¿Os acordáis que más arriba dijimos que las arañas podían llegar a los 20 centímetros? Pues aquí os presentamos a la tarántula Goliat; es tan grande que se alimenta de escarabajos y de pequeños animales vertebrados y, en ocasiones, debido a su tamaño puede llegar a capturar pequeños pájaros. Fascinante ¿verdad?

Las arañas son animales beneficiosos para nuestros huertos y nuestros bosques. Aún así están siendo diezmadas por, como no, los insecticidas y herbicidas con los que el ser humano riega los campos. Una pena.