Foto: Owen Beard on Unsplash

A María Luisa Carcedo, médico y actual Ministra de Sanidad, la homeopatía no le gusta nada. No había pasado una semana desde que se hizo con la cartera, el 12 de septiembre de 2018, cuando había dejado claro una, dos y tres veces que su principal bandera iba a ser la lucha contra las pseudociencias. Hoy se ha unido a su homólogo Pedro Duque para presentar en sociedad el Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias.” Recogido en: El conficencial. | Leer más 

Muchas vueltas se le están dando a esto de la homeopatía, sobre todo desde el gobierno, siempre tan preocupado de nuestra salud. (Al parecer las listas de espera y la falta de médicos no les provoca tanta inquietud como la homeopatía. Qué cosas.) En fin.

A nosotros nos llama la atención el caso de las vacunas, por poner un ejemplo, donde encontramos vacunas recomendadas en el calendario de vacunación infantil pero, fuera de ese calendario hay otras que son voluntarias, es decir, que para administrar las vacunas que no están en el calendario oficial vas a la farmacia, las compras y el pediatra o la enfermera de tu centro de salud le pone la vacuna al niño o niña de turno. No hay problema, tú, como padre o madre, sin conocimientos de medicina de ningún tipo, tomas la decisión de vacunar a tu hijo o hija con una vacuna que no está dentro de las vacunas obligatorias.

Bien, pues lo que nos llama poderosamente la atención respecto a este ejemplo es que ni el gobierno ni organismos de ningún tipo toman cartas en el asunto; no oirán al ministro o ministra de ciencia decir que hay que acabar con eso de que los padres tomen decisiones médicas a la hora de vacunar a sus hijos, no, no lo oirán porque es algo voluntario y desde luego, si las vacunas que no están en el calendario oficial están avaladas por el ministerio de sanidad, es una cuestión de libertad personal el hecho de ponerlas o no ponerlas.
Entonces ¿Por qué si estamos hablando de libertad a la hora de elegir una vacuna, no podemos hablar de libertad para tomar  un medicamento homeopático, esta vez sí, recomendado por un médico? En el caso de la homeopatía el gobierno sí toma cartas en el asunto y nos dice que se trata de  una pseudociencia. Por si fuera poco toma ciento y una medidas para frenar el uso de este método terapéutico. ¿Por qué?

Primero revisemos qué es la homeopatía:

Leemos en la web de la doctora Concepción Calleja Peredo que “la homeopatía es un método terapéutico que se basa en administrar medicamentos homeopáticos (dosis ultradiluidas elaboradas según farmacopea homeopática), con la finalidad de activar las propias defensas de nuestro organismo y facilitar la mejoría o curación de las enfermedades.”

“Aunque ésta técnica ya se usaba desde tiempos de Hipócrates, fue Samuel Hahnemann, quien, a finales del siglo XVIII, puso a punto la preparación y manera de administrar estos medicamentos.”

«En el estado español, al igual que en el resto de países de la Unión Europea, los productos homeopáticos son medicamentos regulados por el Ministerio de Sanidad y Consumo: (Real Decreto 2.208/94, de 16 de noviembre de 1994, publicado en el B.O.E. de 28 de noviembre de 1994).»

Teniendo esto en cuenta, sobre todo que los productos homeopáticos están regulados por el ministerio de sanidad y siempre están prescritos por médicos o dispensadores farmacéuticos ¿cuál es la razón para este ataque furibundo del gobierno contra este método terapéutico?

¿Cuál es la razón para que desde el Gobierno se califique de pseudociencia a un tipo de medicamento regulado, como en el resto de la Unión Europea, por el propio Ministerio de Sanidad y Consumo?.
Alguien podría pensar que algunas farmacéuticas están perdiendo dinero y que esto huele la lobby que tira para atrás. Pero seguro que no. Ya sabemos lo que al gobierno y a muchas organizaciones les interesa nuestro bienestar. Nuestra salud está por encima del dinero, eso lo tienen claro las empresas, los lobbies y los gobiernos.
Seguro. (Nótese la ironía)