Imagen: Detalle de la Carta de las primeras divisiones coloniales de Colombia, Ecuador y Venezuela. Atlas geográfico e histórico de la República de Colombia, 1890. (wikipedia)

La última noticia sobre Perú que hemos leído decía que este país iba a extender la frontera que tiene en común con Bolivia de forma temporal debido a la crisis política que sufre Bolivia tras las elecciones del 20 de octubre. Y así todo. Pues nada, si quieres seguir leyendo sobre política, y elecciones en Perú, cambia de revista digital. Aquí te dejamos un par de enlaces: El Comercio y Europa Press

En cambio, si quieres leer sobre viajes extraordinarios y una bebida deliciosa, quédate aquí y sigue leyendo.

Tras el descubrimiento de América por la expedición de Cristóbal Colón, los españoles que llegaban al Nuevo Mundo se fueron estableciendo en las Islas Antillas. Desde allí, los exploradores, iniciaban sus viajes hacia las costas del norte de América Central y América del Sur. A estos nuevos territorios los llamaron Tierra Firme.

Tierra Firme era una forma administrativa de llamar a un territorio aún por explorar. Estos nuevos territorios que aparecían ante los ojos de los primeros exploradores pertenecían a los Reinos de Indias, por lo que el nombre de Tierra Firme, Tierrafirme o Costa Firme fueron los nombres iniciales de los territorios que se iban descubriendo, nombres genéricos pero no oficiales que se dieron inicialmente a las regiones de las costas septentrionales de América del Sur y parte del litoral de América Central.

A principios del siglo XVI el Reino de España dividió Tierra Firme en dos zonas; Veragua, que luego pasaría denominarse Castilla de Oro, y que abarcaba desde el oeste del golfo de Urubá hasta el cabo de Gracias a Dios, en la actual frontera de Honduras y Nicaragua, y Nueva Andalucía, que comprendía un territorio que iba desde el este del golfo de Urubá  hasta la actual costa este de Colombia. El mando de Castilla de Oro fue concedido a Diego de Nicuesa y el de Nueva Andalucía al capitán Alonso de Ojeda. Nicuesa y Ojeda, dos experimentados exploradores, viajaron hacia la isla La Española (Santo Domingo), que en aquella época era el centro de mando de los exploradores españoles.

Diego de Nicuesa combatió con los indígenas en un duro terreno y logró fundar Nombre de Dios y el capitán Alonso de Ojeda desembarcó en la actual Cartagena de Indias, donde también se enfrentó a los indígenas en combates muy duros hasta lograr fundar el fuerte de San Sebastián. El Capitán Ojeda cayó herido de gravedad y tuvo que ser trasladado a La Española y dejar el mando del fuerte a un soldado llamado Francisco Pizarro, que se quedó al mando del fuerte luchando contra los ataques de los indígenas.

Imagen: Retrato de Pizarro por Paul Cottan. (Wikipedia)

Conociendo la situación del fuerte al mando de Pizarro, Ojeda, envió varios barcos con refuerzos que salieron desde La Española, al mando de Martín Fernández de Enciso. En uno de esos barcos viajaba como polizón, nada más y nada menos que Vasco Núñez de Balboa. En mitad del océano, uno de los barcos de Ojeda, divisó un bergantín que resultó estar al mando de Pizarro y unos cuantos supervivientes del fuerte de San Sebastián, que al final había caído en manos de los indios. Pizarro y sus hombres se unieron a los soldados de Enciso y ambos grupos regresaron a Tierra Firme.

La expedición avanzó hacia el oeste donde Martín Fernández de Enciso fundó Santa María la Antigua del Darién, más conocida como La Antigua, que fue el primer asentamiento permanente del Nuevo Mundo. Enciso se erigió como corregidor, pero pronto se demostró su incapacidad para el puesto, debido, sobre todo, a su despotismo. Fue entonces cuando nuestro polizón, Balboa, tomó la voz de los descontentos y pregonó por toda la villa que el asentamiento estaba realmente al mando de Diego de Nicuesa y que, Enciso, no era otra cosa que un usurpador. Balboa y el grupo de descontentos enviaron a Enciso a España y cuando Nicuesa se enteró de lo sucedido partió hacia La Antigua para saber de primera mano lo que había ocurrido, pero a la semana de llegar fue arrestado por Balboa y embarcado contra su voluntad rumbo a La Española. No se supo más de Diego de Nicuesa. Se supone que debió morir durante el viaje.

Vasco Núñez de Balboa tenía madera de conquistador y pronto se se dirigió hacia el oeste atravesando ríos, pantanos y montañas, forjando alianzas con las tribus de indios que se iba encontrando y sometiendo a las que no querían colaborar. También sofocó las luchas internas que provocaban revueltas de los propios españoles que desafiaban su autoridad. 

Imagen: Retrato de Vasco Nuñez de Balboa. (wikipedia)

A principios de 1513, Balboa, llegó a un territorio dominado por el cacique Careta, que fue sometido y posteriormente, después de una negociación con Balboa, convertido en aliado. Los exploradores siguieron avanzando y llegaron a otro territorio, éste, bajo el dominio del cacique Comagre, que también se convirtió en aliado de los españoles. En esta comarca, donde Comagre era un jefe indígena, los españoles escucharon por primera vez la existencia de un nuevo mar al otro lado de las montañas. Pero eso no fue todo; Panquiaco, el primogénito de Comagre, les habló de un reino al sur donde la gente utilizaba utensilios de oro para comer y beber. Eran las primeras noticias sobre el imperio inca.

Vasco Núñez de Balboa lideró una expedición en la que descubrió el Mar del Sur, actual Océano Pacífico. En esa expedición participó el soldado que defendió valientemente el viejo fuerte de San Sebastián, Francisco Pizarro

En enero de de 1519 Francisco Pizarro arresta a Núñez de Balboa por orden de Pedro Arias de Ávila, gobernador de Castilla de Oro. Pedro Arias de Ávila había cambiado la política con los indios, basada en negociaciones y alianzas, iniciada por Balboa, por otra basada en la guerra y saqueo contra las tribus indígenas. Vasco Núñez de Balboa se quejó por carta al rey; en la carta decía que la nueva política del gobernador de Castilla de Oro era errónea, también denunciaba las atrocidades del gobernador, llamándole enfermizo e indiferente a las pérdidas humanas, aparte de proteger a los corruptos. Pero el rey de España desconfiaba de Balboa, entre otras cosas, por la tardanza en llegar las riquezas esperadas al reino de España.

Núñez de Balboa fue sentenciado el 15 de enero a la pena de muerte por decapitación. También fueron condenados cuatro de sus colaboradores más cercanos: Fernando de Argüello, Luis Botello, Hernán Muñoz y Andrés Valderrábano.

Imagen: Ejecución de Vasco Núñez de Balboa.

Pizarro, tras participar en el arresto de Balboa, consiguió el apoyo de Pedro Arias de Ávila para organizar una expedición que le llevaría al reino del que les había hablado Panquiaco, el hijo del cacique Comagre. Esta expedición lo llevaría hasta la conquista de Perú. 

En el año 1532, el imperio inca sucumbió ante la conquista española que comandó Francisco Pizarro. El conquistador español encontró un imperio debilitado a causa de una guerra civil iniciada por Huáscar y Atahualpa, dos hermanos pretendientes al trono imperial. En noviembre de 1532 Pizarro capturó a Atahualpa y, en julio de 1533, lo mandó ejecutar.  De esta forma se dio inicio al dominio español en el actual Perú, que se extendería sobre todo el territorio del antiguo imperio inca, estableciendo, de esta forma, el segundo virreinato más poderoso que España tuvo en ultramar.

Gaspar de Espinosa sería quien recorrería las costas del Mar del Sur en los barcos que Núñez de Balboa había mandado construir. En 1520, Fernando de Magallanes rebautizaría el Mar del Sur como Océano Pacífico, por sus, aparentemente, calmadas aguas.

Y de esta forma, al más puro estilo de película de aventuras, comenzó a conformarse Perú. Tardaría muchos años en ser el país que actualmente conocemos, pero eso, es otra historia.

Ah, es verdad, que se nos olvida la bebida deliciosa.

El Pisco Sour, la bebida nacional de Perú. (Aunque en Chile dicen que es cosa suya) 🙂 El Pisco Sour está elaborado a partir de viejo aguardiente de uvas, el pisco, y zumo de limón. Desde hace tiempo este cóctel ha escalado hasta llegar a el top de los cócteles de moda y, como hay un día para todo, y Perú no podía ser menos, el primer sábado de febrero se celebra en Perú el día de este cóctel. Ojo, que esta bebida se considera patrimonio nacional de Perú

Imagen: Cóctel Pisco Sour. (Wikipedia)

Y si te quieres preparar uno, aquí te dejamos la forma de prepararlo.

Ingredientes:

  • Pisco (3 partes)
  • Zumo de limón (1 parte)
  • Azúcar (1 parte)
  • Media clara de huevo
  • 8 hielos y un chorrito de angostura. (Para los que no sepan qué es la angostura, como nos pasó a nosotros, que sepáis que se trata de zumo de lima concentrado).

Y ahora, al lío:
Con una batidora bates el pisco, el azúcar y el limón. Añades la media clara de huevo y vuelves a batirlo todo. Añades el hielo y lo bates de nuevo hasta que quede una buena capa de espuma. (Habrá algún listo que te dirá hasta que quede frappé. A ese no lo invites, por eso; por listo. 🙂 . Y para terminar, y esto es opcional, una gota, o dos, de angostura.

¡Salud!