Proyectos que hemos tenido que aparcar (temporalmente) en 2020: un juego de cartas que diseñamos e ilustramos y que nos parece super divertido, una novela gráfica y los inicios de una revista para iPad sobre muchas de las cosas que nos encantan.

Portada del número de de la revista Revoloteo.es

Pero, ojo, esto no quiere decir que no sigamos trabajando en otros asuntos que nos apasionan: nuestros árboles, nuestras abejas, nuestro interés por el mundo celta y nuestros libros y relatos gráficos. En esto último estamos trabajando ahora mismo.

Y seguro que, en cuanto organicemos un poco nuestro tiempo y vengan vientos más favorables, retomaremos con más fuerza los trabajos que hemos ido dejando atrás.

Página 1 de la novela gráfica «El detective»

Pues eso, entre los nuevos propósitos para este nuevo año se encuentran no olvidar los viejos proyectos perdidos y seguir adelante con los nuevos. Como decía R.L. Stevenson: «no juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas».

¡Saludos para todos!