Cuando veo una buena ilustración siempre me lleno de asombro, no lo puedo evitar. Ver los trabajos de cualquier ilustrador es genial pero, para mí, lo mejor es dibujarlas; me encanta mi trabajo. Tal vez por eso, el libro de Yooco Takashima, me parezca una pasada. Es posible que este libro me recuerde mis inicios, cuando comencé a dibujar (en cualquier soporte) pequeños personajes que se enzarzaban en batallas increíbles. Dibujaba en cuadernos, folios, márgenes de periódicos… En cualquier espacio en blanco.

Y es que el libro está pensado para eso, para que comiences a llenar tus libretas, tu agenda, tus apuntes, cualquier espacio en blanco que encuentres. Con este libro aprenderás a dibujar personas, animales y objetos al más puro estilo kawaii, con unas sencillas instrucciones, paso a paso, como si estuvieras aprendiendo a escribir.

Totalmente recomendable porque al final acabarás llenando de dibujines tu día a día; dibujos para recordar una cita, un lugar, una serie que te ha gustado… Todo.

Puedes comprar este libro en la Casa del Libro